viernes, 8 de junio de 2007

HACHAS DE LA EDAD DE BRONCE ENCONTRADAS EN VIGO


De la Edad de Bronce, cuya cronología colocamos habitualmente, entre el 2000/1800 al 700 antes de Jesucristo, una de las piezas más características de este período prehistórico son las hachas de bronce, que dependiendo a la etapa o fase a la que pertenecen adoptan una tipología diferente.
En la comarca viguesa, hasta la fecha, se han encontrado dos hachas planas pertenecientes al Bronce Medio (1500-1200 antes de Jesucristo), una de ellas encontrada en la parroquia de Zamáns, sin ninguna identificación más concreta y donada al museo de Castrelos por un particular y la otra, que se encuentra depositada en el museo provincial de Pontevedra, ya desde sus primeras referencias bibliográficas, se nos comenta que fue localizada en el Castro de Vigo, pero no se nos habla de las circunstancias de su hallazgo ni de punto concreto en que fue detectada.
Ya de la siguiente fase, denominada Bronce Final o Atlántico (1200 antes de Jesucristo al siglo VII antes de Jesucristo, aproximadamente) las hachas que caracterizan esta etapa han cambiado totalmente su tipologia y dentro de ésta, existen diversas variaciones. Se trata de las denominadas hachas de talón o tope, que pueden presentar una , dos o ninguna asa o anilla; con nervaturas en las mismas (una central, o dos y tres como máximo) o lisas; y finalmente con corto o desarrollado. En la actualidad existe un amplio debate sobre la funcionalidad de las mismas, pues en diversos análisis efectuados, vemos que no sólo poseen estaño y cobre en composición sino gran cantidad de plomo, por lo cual las hace muy frágiles para ser utilizadas para cortar,....
Hacha de bronce con nervio central y sin anilla, es la localizada en Castrelos, muy cerca de la entrada al parque municipal del mismo nombre. En la actualidad está depositada en el museo provincial de Pontevedra por donación del particular que la encontró. Son muy escasas este tipo concreto de pieza, que se pueden emparentar con modelos similares bretones y que cronologicamente se sitúan en una época muy temprana de esta fase o incluso en la transición del Bronce Medio a éste.
La que se enontró ya hace bastantes años en el lugar conocido como "Tallarín", en Matamá, corresponde a una hacha de bronce con nervio central , con una pequeña anilla en uno de sus laterales y su filo es amplio, más desenvuelto que en piezas de iguales características. Se puede ver en el museo vigués.
Procedente de una excavación de urgencia llevada a cabo en el yacimiento denominado "As Torres de Padín" en Teis, es un fragmento de la parte central de una hacha de bronce de dos anillas, que también está depositada en el citado museo.
Pero sin lugar a dudas, las hachas de bronce más numerosas son las localizadas en dos "acobillos" o depósitos, típicos de esta época, en la parroquia de Saiáns y Alcabre. El primero fue fruto de un hallazgo fortuíto, pero en el caso de el aparecido en Alcabre, la localización del mismo, se produjo durante una excavación arqueológica, lo que le da más valor documental, aunque sean mucho menos las piezas localizadas. Vamos a hablar ahora de estos dos depósitos de hachas:
El deposito de hachas de bronce de talón de Estea (Saiáns)
Como mencionamos más arriba, fueron enontradas de forma casual por un particular, en un desnivel de un terreno cercano al castro que tenemos documentado en esta parroquia y que sin duda está vinculado al mismo, que después de arduas negociaciones entre el museo municipal "Quiñones de Quiñones" y él, se consiguió la donación de las hachas con la dondición de que fueran expuestas al público. El conjunto lo componen 27 hachas de talón de dos anillas, conservando la mayoría de ellas, el cono de fundición, intacto, asi como rebajas procedentes del mismo proceso por los laterales. Aunque algunas posee nervio central, la mayor parte de ellas no lo poseen. Pesan más de un kilogramo y su longitud siempre rebasa los 20 centimetros. Están en muy buen estado de conservación y se pueden admirar en el museo antes coitado. Para más información, consultar el trabajo de Javier Rodríguez Paz y José M. Hidalgo Cuñarro, titulado "Nuevos hallazgos de la Edad de Bronce en Vigo: El depósito de hachas de Estea-Saiáns", publicado en la revista Castrelos, publicación del el museo "Quiñones de León", 1993, tomo 3/4 (1990/91), pp. 65-83.
El depósito de hachas de talón del castro "Punta do Muiño do Vento" (Alcabre)
En la intervención realizada en este yacimiento arqueológico, por exigencias de la legislación vigente a la hora de la remoción de tierras para la creación del Museo do Mar en dicha zona, deparó el hallazgo de 6 hachas de talón de dos anillas, que presentan extraordinarias similitudes morfolóficas con las que analizamos anteriormente. Todas ellas conservan el cono de fundición y presentan aún las rebardas de fundición. Por desgracia no se ha publicado nada concreto sobre este excepcional conjunto y las escasas referencias se las debemos basicamente a las noticias aparecidas en la prensa local. Sabemos eso si, que están depositadas en el museo vigués. Esperamos que pronto veamos publicado algún trabajo sobre ellas en un libro o en alguna revista especializada en temas arqueológicos. (La fotografía que ilustra este comentario corresponde a este depósito y fue tomada del colecionable "Historia de Vigo", que está publicando en la actualidad el diario Faro de Vigo).
Nota.- Es muy interesante el tema de los depositos de hachas de bronce de talón muy bien documentados en la provincia de Pontevedra. El de mayor numero de piezas, es el localizada en Samieira (152 hachas de una anilla o asa) y qure se puede ver en el museo provincial de Pontevedra. Más cerca de nosotros, recordamos el depósito de Mougás (Oia) localizado, casualmente, en un escondrijo en una roca por un cazador...l


1 comentario:

Eva María dijo...

Mi padre, Eduardo, es el particular que dejó el hacha sin anillas en el museo de Pontevedra. Tras un juicio para saber quién era el propietario, declararon que lo era mi padre y le fue entregada. La teníamos en casa, en una caja fuerte, y alguien a quien mi hermano dejó pasar una noche de borrachera (cuando no había nadie en casa más que él y los desconocidos), la robó mientras mi hermano dormía. Y nos quedamos sin ella. Nos gustaría poder recuperarla. La denuncia ya está hecha. :-( Sólo nos queda toda la documentación sobre la pieza, y los recortes del periódico...