miércoles, 4 de febrero de 2009

EL CASTRO DE VIGO Y EL COMERCIO ATLÁNTICO ROMANO EN GALICIA ( III )

EL COMERCIO ATLÁNTICO ROMANO
Conocemos un intenso comercio romano, bien documentado en nuestras costas, por los frecuentes hallazgos de objetos de importación localizados: cerámicas finas, monedas, vidrios, entalles,...
Esta importancia de la costa atlántica del NO. nos viene también reflejada por la existencia y papel clave que debió representar el Faro romano de A Coruña para estas navegaciones romanas .
Este gran desarrollo o actividad comercial marítima, nos confirma la adaptación de la economía indígena del NO, peninsular a los modelos y necesidades del mundo romano. Este punto está bien documentado por la gran mayoría de castros romanizados localizados en nuestra área de estudio, algunos de ellos ya romanizados en época temprana, y el número elevado de villas romanas marítimas enclavadas en nuestros límites.
Este papel importante del mar nos viene también evocado en varias inscripciones encontradas dedicadas a divinidades marinas, como es el ejemplo del hallazgo de O Porto (Portugal), en que poseemos una inscripción latina dedicada a los «lares marini», para proteger a los viajeros por mar, al igual que hacían los «lares viales» en las comunicaciones terrestre .
Dentro de este tipo de manifestaciones epigráficas de época romana, que nos revelan el importante papel del comercio atlántico romano en las costas del NO., no debemos olvidar la famosa ara dedicada a Neptuno localizada en O Castro de Alobre (Vilagarcía de Arousa, Pontevedra) que nos documenta un grupo de ciudadanos romanos dedicados al comercio (naviculares) relacionados con la actual Bretaña francesa y que podemos fechar hacia finales del s. II d. de J. C. (17).
Tampoco hay que olvidar las numerosas esculturas de pequeño tamaño, en bronce, localizadas en diferentes puntos del NO. peninsular, que representan a Mercurio, como son las encontradas en Lugo, Taboexa (As Neves, Pontevedra),... así como el ara votiva en bronce vinculada a dichos dios, también localizada en Taboexa y el ara dedicada a Mercurio encontrada en la playa de Panxón (Nigran, Pontevedra) .
Cerámica de importación romana
El panorama de los hallazgos de cerámica de importación romana en el NO. hasta hace escasos años era muy escaso y reducido.
Asi tenemos que el estudio de Beltrán Llorís y sus mapas de dispersión de la cerámica romana en la península ibérica, señala tan sólo cerámica campaniense en Stª Trega; sigillata itálica en Briteiros; gálica en Briteiros y Vigo; no se documenta la cerámica de paredes finas; sigillata hispánica en Sanfins, Briteiros y Caldelas; cerámica pintada en Lomba y Braga; y ánforas concretas y clasificadas en A Coruña y Sta Trega. Como se verá a continuación el panorama en la actualidad es muy distinto y aporta mayor número de datos.
Dentro de este apartado de cerámica de importación romana podemos detectar diferentes tipos de hallazgos realizados en nuestras costas, aten¬diendo a la modalidad y cronología de los restos cerámicos encontrados.
Cerámica campaniense
De este tipo de cerámica se localizaron diferentes fragmentos en las excavaciones arqueológicas realizadas hace años en Torres de Oeste (Catoira, Pontevedra) ; en los castros de Cabeza de Francos (Tui, Ponte¬vedra) e isla de Toralla (Vigo) ; cerámica campaniense de los tipos A y B en el castro de Sta Trega (A Guardia, Pontevedra); en el castro de Alobre (Vilagarcía de Arousa, Pontevedra) ; y por último cerámica campaniense del tipo B en el castro de Vigo, en las excavaciones arqueológicas realizadas en 1970.
Cerámica terra sigillata itálica
De este tipo de cerámica fina romana poseemos varias muestras: en el castro de Sta Trega fueron recogidos varios recipientes de terra sigillata itálica con diversas marcas de alfarero, que recientemente ha estudiado Caamaño Gesto ; también en las Torres de Oeste fueron encontradas muestras de este tipo de cerámica ; en el castro de Alobre ); en A Lanzada (Sanxenxo, Pontevedra) se localizó un fragmento de terra sigillata itálica con marcas de alfarero ; en el castro de Os Remedios (Moaña, Pontevedra) también se localizó un fragmento de este tipo cerámico con marca de alfarero; y por último en las excavaciones realiza¬das en 1981, en el Castro de Vigo se encrontró un fragmento de este tipo de cerámica . En la zona portuguesa podemos documentarla en la citania de Briteiros y Monte Mozinho, en Guimaraes y O Porto, respectivamente
Cerámica terra sigillata sudgálica
De este tipo de cerámica fina romana poseemos también varias mues¬tras: Se localizaron diversos fragmentos de terra sigillata sudgálica en el Norte de Portugal, más concretamente, en la citania de Briteiros y castro de Monte Mozinho . Ya en Galicia, tenemos que en el castro de Sta Trega se encontraron dos ejemplares que poseen marca de alfarero ; y por último en las excavaciones del Castro de Vigo, campaña de 1981, también aparecieron fragmentos de este tipo de cerámica. A destacar dentro de este apartado es el hallazgo de varios fragmentos de cerámica marmorata, muy escasa en el NO. peninsular, en el Castro de Vigo
Cerámica terra sigillata hispánica
Son mucho más frecuentes los hallazgos de este tipo de cerámica en los castros costeros del NO, peninsular. Como síntesis podemos decir que se localizó terra sigillata hispánica en los siguientes yacimientos: en la zona portuguesa, en los castros de Sanfins, Briteiros, Caldelas y Monte Mozinho; y ya en la zona gallega en los yacimientos de Monte das Leitaiños (Tabagón, Pontevedra), Porto de Arriba y Porto de Abajo (Cesures, Iria, A Coruña), castro de Elviua (A Coruña) , A Lanzada (Sanxenxo, Pontevedra), castro de Vigo,... destacandose la abundancia de marcas de alfareros localizadas y formas cerámicas tempranas.
Cerámica pintada romana
Es muy corriente el hallazgo de este tipo de cerámica en el Norte de Portugal, más comúnmente de la modalidad conocida como «bracarense» que imita formas de terras sigillatas itálicas, sudgálicas e hispánicas. Podemos decir que se ha documentado este tipo de cerámica en los castros portugueses de Monte Mozinho, Guifoes (Matosinhos), Padrao (S. Tirso), Lomba, Briteiros y sobretodo en la antigua Brácara Augusta (Braga).
En Galicia poco a poco van apareciendo cada vez más restos cerámicos de este tipo. En el Castro de Vigo fueron numerosos los fragmentos recogidos, tanto en las últimas excavaciones realizadas en este yacimiento como en las anteriores . También aunque sin especificar más detalles, se localizó cerámica pintada romana en los castros de Alobre, Sta Trega y Oia (Pontevedra). Hay que señalar la discrepancia de opinión sobre el origen de este tipo de cerámica, que algunos autores ven como autóctono y las consideran pertenecientes a una modalidad de la conocida cerámica castreña.
Nuestra opinión, es darles a estas cerámicas el papel real que poseen, que es considerarlas romanas y fruto de un comercio de importación con nuestros castros. Esta cerámica pintada romana posee sin duda una clara influencia del mundo ibérico.
Cerámica de paredes finas
En Monte Mozinho fueron localizados numerosos fragmentos de cerámica de paredes finas romanas, así como imitaciones indígenas de las mismas . En Galicia, poseemos bellos ejemplares de este tipo de cerámica en el Museo existente en el castro de St.a Trega, procedentes de las excavaciones realizadas en el mismo . También en el Castro de Vigo, se encontraron algunos fragmentos de esta modalidad cerámica, así como numerosas imitaciones en cerámica indígena de las mismas . Por último también está documentada esta cerámica en el yacimiento romano de A Lanzada .
Ánforas
Es muy variado el repertorio de ánforas romanas aparecidas en Galicia. Nos dan una cronología y procedencia amplia y podemos decir que aunque poseemos varios tipos anfóricos fechables hacia el cambio de era, son más numerosos los que nos dan una cronología entre los siglos I al III d. de J.C. Asi tenemos que se han localizado varias ánforas vinarias en Torres de Catoira y en Isorna (Rianxo, A Coruña), fechables hacia el cambio de era, más concretamente hacia finales del s. I a. de J. C. ; en torno a la bahía coruñesa, en un reciente trabajo de Naveiro nos demuestra la gran actividad comercial romana desde el cambio de era hasta época tardorromana en base a los hallazgos anfóricos efectuados en torno a A Coruña. Asi analiza varios tipos de ánforas pudiendo establecer tres grandes grupos: el primero vendría representado por ánforas tipo Dressel 1 de producción itálica que se datan desde principios de Augusto y no sobrepasan las pri¬meras décadas del s. I d. de J. C; el segundo grupo vendría dado por ánforas forma I Beltrán y variantes, datables hacia el s. I y II d. de J. C., siendo su lógicamente podemos datar en los siglos III-IV d. de J. C.
También diversos tipos de ánforas vinarias tipo Dressel 1 las tenemos documentadas en el castro de Sta Trega y castro de Troña (Ponteareas, Pontevedra), de origen bético; y por último, numeroso de ánforas que cronología más tardía.
En la ría de Vigo también está muy bien documentado este tráfico marítimo anfórico, que se puede situar desde el cambio de era hasta la aparición de ánforas de tipo africano, datables hacia el III-IV d. de J. C., localizadas tanto en yacimientos costeros como en hallazgos submarinos de la ría viguesa .
Cerámica común romana
Por último, también dentro de este apartado de cerámica de importación romana aparecida en castros costeros del NO. peninsular, hay que reseñar el numeroso repertorio de piezas cerámicas de cocina y mesa, de clara importación romana, como son las fuentes de barniz interior rojo-pompeyano; diversas modalidades de jarras; morteros; cazuelas de fondo estriado; platos de borde bífido; etc., detectados en castros como Monte Mozinho o el Castro de Vigo, que esperan un estudio más definitivo, agrupando más ejemplos en diversos yacimientos marítimos.
Nota.- En la fotografía, "terra sigillata" gálica localizada en las excavaciones del castro de Vigo y que pueden ser contempladas en el museo municipal "Quiñones de León". Corresponden al fondo de las vasijas, que poseen la marca del alfarero.