miércoles, 4 de febrero de 2009

EL CASTRO DE VIGO Y EL COMERCIO ATLÁNTICO ROMANO EN GALICIA ( II )

EL COMERCIO PRERROMANO

En la actualidad se está Valorando cada vez más este comercio que puso el NO. peninsular, antes de la llegada de los romanos, en contacto con otras culturas que influirán de forma peculiar, en la formación y desarrollo de la denominada cultura castreña, sobre la que recaerá más tarde, en su última etapa, el proceso romanizador.

Este comercio prerromano podemos estudiarlo analizando las dos posibles vías de penetración de dicho comercio en el NO. peninsular, a juzgar por los hallazgos arqueológicos efectuados. Estas dos vías de penetración o circuitos comerciales prerromanos, si se quiere decir así, son las vías terrestres y las vías marítimas

Analizaremos brevemente cada una de ellas a continuación.

Vía terrestre

Tradicionalmente este comercio con el Mediterráneo se venía con­siderando con un matiz claramente marítimo. Hoy día se cuestiona el papel que pudo jugar el interior de la península para la penetración de estas relaciones comerciales. Así tenemos algunos hallazgos arqueológicos alejados de las costas atlánticas que parecen confirmarnos esta hipótesis: la aparición de una pequeña máscara en terracota, localizada en Lancia (León); y el hallazgo de cerámica ática, fechada hacia el siglo IV a. de J, C. en Benavente (Zamora).

También debemos recordar la importancia, ya en época romana, dé esta vía de penetración terrestre, conocida como «vía de la plata» que unía el Sur con el NO. ibérico, más concretamente nos referimos al eje Mérida — Astorga, de tan vital importancia en época imperial romana, como bien señala Tranoy.

Vía marítima

Pero sin lugar a dudas fue el comercio marítimo, el que poseyó más vigor a juzgar por los hallazgos arqueológicos localizados en castros costeros.

Podemos concretar en dos aspectos este comercio prerromano marí­timo: el que hace alusión a productos púnicos localizados en diversos puntos de nuestro litoral atlántico y por otro lado, y un poco más tardío cronológicamente hablando, el que hace llegar al NO. peninsular determi­nados productos griegos.

Hemos de señalar que se han localizado diferentes fragmentos de cerámica púnica en los siguientes yacimientos; Cidade Velha y Sao Juliao de Freixo en Viana do Castelo (Portugal); Sabroso y Briteiros en Guima­raes, Portugal ; Cameixa en Carballino, Orense y St.a Trega en A Guardia, Pontevedra, aunque debemos tomar estos dos últimos datos con ciertas reservas por las circunstancias de los hallazgos; también se localizó cerámica pintada comparable a la del Sur y Levante de la península de tradición púnica en el castro de A Facha, Ponte do Lima (Portugal) ; finalmente señalar que recientemente se ha confirmado la noticia del hallazgo de dos ánforas púnicas en A Lanzada, Sanxenxo, Pontevedra .

A estos hallazgos cerámicos hay que añadir las monedas púnicas localizadas en Galicia, de cecas de Gades, Sexi y Abdera, aunque no está muy seguro y claro las circunstancias de su hallazgo y la confirmación del mismo .

También tenemos el brazalete púnico de Terroso, en Povoa de Varzim, Portugal; y el arybalos de la misma procedencia, localizado en O Castro Pequeno de O Neixón (A Coruña).

Son numerosos asimismo los objectos griegos encontrados en el NO. peninsular. En cuanto a monedas apuntar que en la zona portuguesa fueron localizadas en Gondomar y Serra do Pilar, en O Porto; castro de Sabroso en Guimaraes y en Tras-Os-Montes .

Podemos resaltar como bien apunta Tranoy , refiriéndose al interesante hallazgo griego de Braganza (Portugal), que estos contactos se podrían fechar hacia el siglo III-II a. de J. C. y tendrían como eje principal las campañas romanas en esta zona.

Numerosos fragmentos de cerámica ática se recogieron en el castro de A Facha (Ponte de Lima, Portugal), datables hacia la mitad del siglo IV a. de J. C; asi como en otros castros tanto portugueses como gallegos, aunque en menos cantidad: Conímbriga y Faria en Barcelos (Portugal); castro de Elviña (A Coruña) y Castromao (Celanova, Orease), También se recogió un fragmento de cerámica griega, esta ya procedente de la Magna Grecia, fechable hacia el s. III a. de J. C, en el castro «A Cidade» de Caneiro (Ponteareas, Pontevedra).

De forma abstracta también podemos medir esta influencia del Mediterráneo en el NO. peninsular, fijándonos en la difusión de las técnicas del granulado y la filigrana, que observamos en la orfebrería castreña .

Sin lugar a dudas que nuevos hallazgos nos darán, poco a poco, más luz sobre este comercio prerromano en el NO. peninsular y recalcarán la importancia del mismo, que en la actualidad sólo podemos evidenciar ligeramente.

Nota.- Bello ejemplar de "aribalos" púnico que se exhibe en el museo arqueológico de Barcelona, procedente del importante yacimiento arqueológico de Ampuries.

2 comentarios:

elpater dijo...

Josiño, vai borrando o Castro de Elviña como lugar de aparición de cerámicas áticas. Non sei de onde ven a noticia, que vin publicada en varios lugares. Hai tempo seguinlle a pista e o camiño remataba nun investigador portugués dos clásicos, a mediados do século pasado, e que non daba referencia. Lamento non lembrar quén era.

Nin Monteagudo nin Luengo, que eu saiba, falan desa cerámica ática. Nos fondos do museo tampouco está, nin hai referencia a ela nos arquivos nin nos inventarios.

Para min que foi simplemente un erro que, copiado de autor en autor, corre o risco de convertirse en verdade.

Unha aperta, e felicidades por este traballo que te tomas en favor da divulgación.

hidalgo dijo...

Gracias por el comentario. Posiblemente llevas razón y es un error que yo ya tomé cuando hice el artículo en cuestión, en 1985. Pero no sería de extrañar que pueda aparecer algún día, teniendo en cuenta la aparición de cerámicas similares ya en la cornisa cantábrica y sin lugar a dudas A Coruña, en esa época ya poseía un importante papel, que se remarca en época romana con el espectacular faro que da luz a esa bella ciudad desde hace 2.000 años.
Un abrazo y ya sabemos, que para mí, la divulgación, tiene prioridad a lo que puede ser la investigación para unos "pocos" y que por desgracia no sale casi nunca a la luz.