viernes, 16 de octubre de 2009

LOS DIFERENTES TIPOS DE HOGARES DEL CASTRO DE VIGO

A lo largo de las ocho campañas arqueológicas llevadas a cabo en el castro de Vigo, se pudieron estudiar diferentes hogares de las viviendas de este gran poblado castreño, que poseyendo diferente tipología, pasaremos a comentar brevemente aquí.
La diferencia primera, es la ubicación de los mismos. Al lado de la mayoría de ellos, que están en el interior de la cabaña, tenemos algunos localizados en el exterior de la misma. Los otros, pueden estar en el centro de la vivienda y en otras ocasiones, junto a una de sus paredes.
Como regla general podemos decir que cuando hemos encontrado hogares, también se pudo documentar bien el pavimento o piso de funcionamiento de la casa. El hogar más sencillo, consiste en la presencia de arcilla cocida con restos de señales de fuego encima justo de la citada arcilla, haciendo que en dicha zona, tengamos un grosor mayor en el mencionado piso.
Luego tenemos los que nos viene dados por una zona que está delimitada por piedras hincadas. La tipología aquí se centra en formas cuadrangulares o rectangulares, pero que poseen uno de sus lados abiertos, para hacerlos más operativos. Tenemos varios ejemplos, que se van a diferenciar por el material que posee en el espacio delimitado. Al lado de unos, que poseen losas o piedras planas , otras se localiza la roca base rebajada y finalmente otras tienen arcilla enrojecida y endurecida al fuego.
Una forma intermedia, nos viene dada por una sola piedra hincada en la parte superior y el resto, lo constituye directamente, arcilla enrojecida.
Como algo posterior a los anteriores, poseemos un hogar localizado en una casa de planta cuadrangular datada cronologicamente en el siglo I depués de Jesucristo, que nos venia dado por una piedras hincadas, formando un espacio rectangular, dentro del cual, estaban varios ladrillos romanos, formando su base.
En las fotografías, tenemos dos hogares localizados en las primeras campañas de la década de los 80, del siglo pasado. En una podemos ver, un hogar formado por piedras hincadas y en su interior losas planas con claras huellas de haber sido sometidas a fuego constante y que se ubica pegado al muro sur de la vivienda. Por el contrario, en la otra, poseemos un hogar, formado también por piedras hincadas, pero su interior nos presenta ya directamente, la roca base rebajada. Por otra lado, dicho hogar se localizaba en la zona central de la vivienda.