domingo, 17 de mayo de 2009

EL CASTRO DE VIGO : EL ORIGEN DEL " VICUS HELLENI" O EL VIGO ROMANO (II)

1.- SITUACIÓN GEOGRÁFICA Y ANTECEDENTES.

Este yacimiento se halla situado en el "Monte do Castro", dentro del casco urbano de Vigo, más concretamente en el centro de la ciudad, en la actualidad es uno de los espacios verdes más extensos con los que cuenta la ciudad de Vigo. Su altura máxima es de 147 metros sobre el nivel del mar.

Sus coordenadas geográficas son 08° 43' 30" longitud Oeste y 42° 14' 00" latitud Norte, de acuerdo con la hoja 223 del Mapa Topográfico Nacional, del Instituto Geográfico Nacional, que corresponde a Vigo. Se sitúa, además, en la más septentrional de las rías bajas gallegas a la cual da su nombre la ciudad donde se ubica dicho yacimiento. En cuanto a los antecedentes arqueológicos de este importante yacimiento, tenemos que remontarnos a 1928, cuando debido a una plantación de árboles salen a la luz una gran cantidad de materiales.Estos hechos fueron puestos en conocimiento de las autoridades competentes que designan una comisión para proceder al estudio de los mismos.

Al año siguiente, el profesor Hugo Obermaier, eminente arqueólogo alemán residente en Madrid, visita el yacimiento y recoge diversos materiales.

Ya por fin el 1952 se inician las excavaciones arqueológicas en área dentro del yacimiento. Dirige dichos trabajos, D. José María Álvarez Blázquez. Se desentierra una vivienda circular y recoge numeroso material arqueológico.

Esta primera zona de excavación está situada en la falda NO. del monte. En 1970 se reanudan las excavaciones bajo la misma dirección, localizándose nuevas estructuras y más materiales arqueológicos que quedarán depositados en el Museo Municipal "Quiñones de León".

2.- LAS NUEVAS INTERVENCIONES ARQUEOLÓGICAS (1981-1988)

Después de una pausa de 11 años, se reanudan las excavaciones arqueológicas en el

Castro de Vigo, esta vez bajo la dirección de José Manuel Hidalgo Cuñarro.

Estas excavaciones se desarrollan en dos etapas diferentes: por una parte la excavaciónen área que comprende de los años 1981-1986 y por otra los sondeos que abarcan los dos últimos años 1987 y 1988. Hay que apuntar que durante alguno de los años que se llevaron a cabo la excavación en área, se procedía paralelamente a sondear distintaspartes del yacimiento con el fin de localizar nuevas áreas de excavación.

El área de excavación inicial, fue la misma que había elegido D. José María Álvarez Blázquez para las primeras intervenciones arqueológicas.

Las campañas de sondeos, por otra parte, tenían como fin primordial definir con exactitud la extensión del yacimiento por el monte del castro, para ello se realizaron cerca de un centenar de sondeos repartidos por toda la superficie del castro. La excavación en área se desarrolla fundamentalmente en la ladera noroeste del yacimiento, que, como dijimos anteriormente, fue donde se realizaron las primeras intervenciones en la década de los 50.

El inicio de las excavaciones en área tuvo lugar en 1981, adecentando en primer lugar las antiguas excavaciones de 1952 y 1970. Por otra parte, era necesario el establecimiento de una estratigrafía fiable para esta zona del yacimiento, para lo cual se realizaron diversos cortes estratigráficos.

Ya en la campaña de 1982 se unen los sectores que habían quedado separados durante la campaña de 1981. Se ponen al descubierto en total 18 estructuras nuevas que van desde los muros circulares a los rectilíneos, así como hogares y huecos excavados en la roca base, los cuales por su tamaño y forma, además de por estar recubiertos de una sustancia aislante como la arcilla, consideramos que pudieran ser una especie de silos para almacenaje de alimentos.También es interesante una serie de canalizaciones, excavadas en la roca base, de diferentes medidas de longitud y anchura, así como de profundidad, llamando la atención en algunos caso, que ésta última, alcanza más de medio metro en ocasiones. La dirección de algunas de estas canalizaciones, sugieren que su función estaba relacionada con la recogida de las aguas pluviales, que bajando de las zonas altas del monte, podían inundar la zona poblada.Estas canalizaciones impedirían que sucediera esto, al poder ser evacuadas hacia otras zonas no problemáticas, que posiblemente no poseían construcciones pétreas para su ocupación humana.

En la campaña de 1983 se completó la excavación de una estructura de muros rectos, que además conservaba un pavimento de buena factura y encima del nivel de derrumbe de tégulas, uno de los muros de la citada vivienda estaba apoyado directamente sobre la roca base. Una vez bajado el pavimento se pudo poner al descubierto un canal excavado en la roca de época anterior a la edificación de esta vivienda. Esta vivienda que se pudo datar hacia el siglo I después de Jesucristo, de planta cuadrangular, poseía en su zona central, un interesante hogar o “lareira” de forma rectangular y delimitado por pequeñas piedras clavadas de forma vertical sobre el piso de la casa. Bien conservado en el momento de ser desenterrado, el paso del tiempo y la desidia humana hicieron que no podamos verlo en la actualidad.

Además de esta estructura, se pusieron al descubierto otras de muros curvos y rectos correspondientes a diferentes épocas. Es de destacar, a la hora de hablar de las estructuras desenterradas en esta zona (como lo será en otras, como se pudo ver en las campañas arqueológicas futuras), la modificación y aprovechamiento del terreno en que se van a ubicar, rebajando la roca base del monte, para conseguir planos horizontales o verticales, y así poder construir mejor las construcciones pétreas.

Consecuencia directa de la importancia de las nuevas excavaciones, fue la creación y puesta en marcha del primer “Escuela-Taller de Arqueología” de Vigo, que va a desarrollar trabajos de excavación arqueológica en este yacimiento, a la vez que se estudiarán los numerosos materiales que se van ha encontrar y recoger en estas campañas. El trabajo de laboratorio se llevará a cabo en las dependencias del museo municipal “Quiñones de León” de nuestra ciudad y consistirán en la limpieza, siglado, inventario, dibujado y fotografiado de dichas piezas, para la posterior realización de las memorias de excavaciones para ser publicadas y dar a conocer los resultados a los estudiosos y al público en general.

Los hallazgos arqueológicos van a ser muy numerosos e importantes y serán presentados de forma inmediata en diferentes congresos y coloquios en diversas ciudades de España y Portugal.

De esta forma, el importante castro de Vigo y sus excavaciones arqueológicas serán objeto de numerosas referencias bibliográficas, que tratarán el tema de la cultura castreña y la romanización en nuestra área geográfica.

Nota.-En la fotografía de blanco y negro de 1981, podemos ver al antiguo cronista oficial de la ciudad y anterior director de las excavaciones arqueológicas del castro de Vigo, D. José María Álvarez Blázquez, supervisando “in situ” el hallazgo de un pavimento cerámico en la nueva campaña arqueológica de 1981.Desde el principio de los nuevos trabajos arqueológicos, siempre mostró mucho interés por este yacimiento y lo dejó patente en la redacción del interesante prólogo de las memorias de las excavaciones del Castro de Vigo, en 1982, publicadas por el Museo municipal “Quiñones de León” un año más tarde.