martes, 27 de enero de 2009

DESDE LA PREHISTORIA A LA EDAD MEDIA DE VIGO ( y VI )


LA EDAD MEDIA

Podemos decir que correspondiente a esta época, poseemos en nuestro municipio, diferentes vestigios. A “grosso modo” la Edad Media se divide en dos etapas. La que se denomina la “alta edad media” cuyo marco cronológico lo podemos situar entre los siglos VI al XI y luego la “Baja edad media”, que va desde el siglo XII hasta el XV.

Podemos rastrear esta etapa histórica dentro de nuestro municipio por dos tipos diferentes de restos constructivos (unos religiosos y otros civiles), así como diversas piezas arqueológicas que poseen esta cronología.

En cuanto a los restos religiosos, podemos subdividirlos en dos: las iglesias y las necrópolis. Aunque íntimamente relacionados, no siempre podemos encontrar la correspondencia exacta con los mismos, con toda seguridad, como veremos a continuación.

Aunque nuestra comarca en época románica, poseía numerosas iglesias, sólo han llegado hasta nosotros, tres en un estado bastante bueno, aunque han sufrido, como es lógico, numerosas reformas. Así tenemos la iglesia de Santiago de Bembrive, construída hacia finales del siglo XII, que posee un interesante ábside “semidecagonal” por su parte externa, con una importe serie de canecillos con diferentes motivos geométricos, humanos y vegetales, y semicircular en su interior. Tiene una sola nave y la puerta de la fachada principal tiene arquivoltas apuntadas decoradas. A su vez, la iglesia de Santa María de Castrelos, contruída hacia principio del siglo XIII, que perteneció a la famosa Orden religiosa-militar de San Juan de Malta, posee un ábside semicircular ( con tres bellos rosetones ) y tres fachadas con sus respectivas entradas. Hay que señalar la existencia de pinturas murales en su interior ( aunque de una cronología posterior ), de las que destaca un magnífico Pantocrator. Por último, la iglesia de San Salvador de Coruxo, que fue construída hacia finales del siglo XII, sólo conserva de su primitiva etapa, tres pequeños ábsides semicirculares, debido a sus múltiples modificaciones. De interés, es una pequeña ventana decorada a base de arquivoltas y columnas lisas, poseyendo en su parte superior, un arquillo semicircular.

Luego tenemos varias piezas arqueológicas, depositadas en el Museo Diocesano de Tui, pertenecientes a las iglesias de San Pedro de Sárdoma y la iglesia de Santa Cristina de Lavadores, que nos documentan perfectamente, la datación antigua de las mismas.

También otra pieza arqueológica, pero que se conserva “in situ” reutilizada en la iglesia de San Salvador de Teis, nos habla de la etapa románica que tuvo este edificio religioso.

Pero sin lugar a dudas, las piezas arqueológicas más conocidas e importantes ( de las que hemos hablado en otra parte de este blog ), nos documentan dos importantes iglesias románicas, una por desgracia desaparecida en su totalidad y la otra, totalmente reformada. Se trata de la iglesia de Santa María ( ahora Colegiata de Vigo ). La pieza que nos habla de la primera, es el hermoso tímpano, ya de una época hacia finales del Medievo; y la otra, es la antigua iglesia de Santiago de Vigo, de la que poseemos la famosa escultura de San Salvador. Por desgracia ambas piezas se exhiben en dos museos fuera de nuestra localidad. La primera en el museo provincial de Pontevedra y la segunda, en el Museo Arqueológico Nacional, ubicado en Madrid.

En relación a las necrópolis pertenecientes a esta época, aparte de la localizada en la zona del “Areal” en enterramientos diversos, serán los hallazgos de diversos sarcófagos localizados en diferentes puntos de nuestra ciudad, los que nos ofrezcan la ubicación de las mismas. Así tenemos, el primer sarcófago con tapa “del tipo estola”, localizado hace años en las inmediaciones de la calle Venezuela, cercana a la Gran Vía ( lugar en donde pudo estar ubicado la antigua iglesia de Santiago de Vigo, en contradicción a otros estudiosos que la sitúan en el antiguo convento de monjas del Areal); otro de grandes dimensiones encontrado de forma casual en el lugar denominado “A Gándara” en la parroquia de Coruxo; los dos de San Pedro de Sárdoma; otro también de grandes medidas y de hueco trapezoidal, recuperado en la parroquia de Coia; el localizado hace unos años , en una finca del camino de San Roque; o para finalizar los encontrado en las diferentes excavaciones arqueológicas urbanas realizadas en el Casco Vello ( por ejemplo, el encontrado en frente de la iglesia de la Colegiata de Vigo; o en la zona de “O Areal”, de diversos tipos y medidas.

Tenemos que decir que es gracias a algunos de estos sarcófagos, que podemos hablar de los momentos más antiguos de esta época, al poder fechar algunos de ellos, por su clara tipología “visigótica” hacia los siglos VI-VIII.

Los restos de construcciones civiles podemos clasificarlos en dos tipos: los castillos o fortalezas y los puentes medievales.

Documentos escritos y restos arqueológicos nos informan de los castillos y torres de esta época:

En Santo Tomé de Freixeiro se localizaba la denominada "Torre de Busteu" que perteneció a D. Pedro Madruga. Cerca, en Cas­trelos, existió la "Torre de Tabora", en las inmediaciones del ac­tual Pazo-Museo "Quiñones de León". En Valladares hay cons­tancia de una torre o fortaleza, así como en Candeán (conocida co­mo "Torre dos Mouros") y Teis en la denominada "As Torres", montículo situado entre los ba­rrios de "Almuiña" y "Padín" existió un pequeño emplazamiento arrasado en las guerras “irmandiñas” y fruto de una pequeña excavación arqueológica de urgencia, debido a la agresión que sufrió este yacimiento arqueológico y que motivo que la mitad del mismo, desapareciera para siempre.

Algún autor, habla de otra torre o castillo en el monte de “A Guía”, pero no está bien documentado este particular.

Pero sin lugar a dudas, la forta­leza más famosa de la zona, fue el denominado "Castelo do Pen­so", escenario de las luchas entre el mencionado Pedro Madruga (Señor de Soutomaior) y la familia de los Pazos de Borbén, cuyo emplazamiento se situaría en el conocido Monte do Castro. La ubicación concreta de este fortaleza divide a los autores que han tratado el tema: unos la sitúan en la cima, donde hay constancia escrita de una ermita antigua y que hoy ocupa en toda su totalidad, el castillo del siglo XVII existente en la zona; y otros, que plantean un emplazamiento situado hacia donde estaba el antiguo castillo de San Sebastián, del cual apenas nos quedan unos muros por recuerdo, pues fue destruido al construirse el actual edificio del Concello de Vigo.

Para finalizar hablaremos de los dos puentes que aún podemos contemplar hoy en día, y que posiblemente sean el recuerdo de otros muchos existentes en la zona y que no han llegado hasta nosotros. Se trata de los puentes de Castrelos, cercano a Balaídos y el de san Pedro de Sárdoma, ambos con arco de medio punto y sus respectivos tajamares. Como ya en otra parte de este blog, hemos hablado de ellos, remito al lector interesado al comentario mencionado.

Nota.- En las fotografías, podemos ver en una de ellas, un detalle de la portada principal de la iglesia románica de Castrelos, y en la otra, dos excepcionales piezas arqueológicas procedentes de la antigua iglesia románica de Lavadores y que en la actualidad se pueden contemplar en el Museo Diocesano de Tui.