miércoles, 14 de enero de 2009

DESDE LA PREHISTORIA A LA EDAD MEDIA DE VIGO ( II )

Paleolítico

El período más antiguo de la actividad del hombre es denomidado Paleolítico, con una forma de vida basada en caza-recolec­ción.

En la comarca de Vigo no se ha encontrado, todavía, ningún tipo de asentamiento perteneciente a éste momento, aunque sí se han encontrado algunos instrumentos líticos aislados. Dichos útiles fue­ron encontrados de forma fortui­ta, lo que hace que hayan llegado a nosotros sin un contexto ar­queológico que permita un cono­cimiento más preciso del mismo y un encuadre cronológico claro, pero basándonos en tipologías análogas podemos atribuirlos a éste período.

Los instrumentos hallados son los denominados "choppers", o cantos rodados que presentan extracciones en una de su caras de una o varias lascas que hacen que el borde sea cortante, y el "bifaz", canto golpeado por am­bas caras hasta que se conse­guía un filo fuerte amplio, tenía multitud de usos ya que con él se realizaban varias actividades: cortar, despedarzar, etc., eran una especie de hachas o cuchi­llos, o simplemente instrumentos cortantes, que nos demuestran la capacidad del hombre para fabri­car el útil mediante una serie de gestos repetidos basándose en un modelo pre-concebido.

Los restos de éste período se han hallado en diversas zonas del municipio, principalmente he­chos sobre cantos de cuarcita: "choppers" en Alcabre y en la playa de "A Calzoa" (Coruxo); un "bifaz" en San Amaro (inmedia­ciones del castro de Vigo); otro en el barrio de "O Rocio" (Bouzas); dos más, en "A Carrasquera" (Coruxo); otros nuevos localizados en las parroquias de Alcabre y Teis, concretamente en la praya de "O Cocho" y Monte de "O Sino", respectivamente y últimamente en los monte de “Mauxo”, también otros nuevos ejemplares; y por último, una su­puesta raedera en lasca de silex (especie de cuchillo posiblemen­te para preparar la carne y cortar­la, o limpiar las pieles) encontra­da en la playa de "A Calzoa" (Co­ruxo). La mayoría de estas piezas se ex­hiben en el Museo Municipal "Quiñones de León" de Vigo. También debemos de recordar un bello bifaz, localizado durante las excavaciones arqueológicas realizadas en el Castro de Vigo.

Estos útiles aislados no nos permiten realizar una reconstruc­ción de la vida del hombre en éste período, pero los estudios realizados en yacimientos con tecnología similar nos dan mayor información sobre la misma.

Cerca de Vigo, en el ayunta­miento de O Porriño, hay un yaci­miento ( mejor dicho, parte del mismo, pues la otra fue totalmente destruída) en el que se han realizado diversas excavaciones, se trata del conjunto de "As Gándaras" en Budiño, de gran importancia para el estudio de paleolítico ga­llego. En éste se encontraron in­dicios de hogares y restos de un "taller" de elaboración de útiles de un grupo de cazadores-reco­lectores. Así, junto a los útiles ya elaborados, aparecen los restos del trabajo de talla de los mismos (lascas, núcleos,...) esparcidos en el suelo.

Estos pequeños grupos de ca­zadores-recolectores solían acampar cerca de lugares con abundante agua, en éste caso se asentaron en As Gándaras o la­gunas formadas por el cauce del río Louro, por diversas razones:

-Disponibilidad de agua dulce.

-En las riberas de los ríos y lagunas abunda la caza, debido a ser un lugar donde los animales iban a beber y la pesca.

-Disponían de materia prima para elaborar sus útiles, en éste caso se encuentran numerosos cantos rodados de cuarcita y mineral.

Por los datos de que dispone­mos serían pequeños grupos de cazadores, sobre todo, que tam­bién se dedicarían a la recolec­ción de bayas, tubérculos y todo tipo de plantas comestibles; al mismo tiempo hay que suponer que en las zonas costeras y flu­viales desarrollaron la pesca, y un marisqueo costero.

Aunque esta industria, conoci­da como Achelense, se han de­sarrollado en otras zonas de la

Península y del mundo en fechas muy anteriores, este yacimiento de Budiño fue datado por el mé­todo de Carbono-14 entre el 26700 y 1800 antes del presente, fechas corroboradas también por los estudios geológicos. Aún así, podemos decir que nos podríamos mover, en torno, a los 150.000 años de antigüedad.

El siguiente gran salto cronológico que vamos a dar ahora será al hablar del Mesolítico.

Mesolítico

Con el paso del tiempo parece que hubo una se­rie de cambios climáticos que obligaron al hombre a transfor­mar algunas de sus costumbres. Por ejemplo estos cambios climá­ticos hicieron desaparecer o que se retirasen, de muchas zonas animales que antes abundaban y eran piezas preferidas de los ca­zadores paleolíticos, por lo tanto ahora el hombre tiene que cam­biar su dieta alimenticia. Parece que la carne, aunque sigue sien­do un elemento imprescindible en su dieta, tiene que ir comple­mentándose, cada vez de forma más notoria, con otras fuentes de alimentación como son la reco­lección de plantas, moluscos ma­riscos, que si antes ya se realiza­ba es ahora cuando alcanza un gran desarrollo, encontrándose a menudo grandes concheros" o aglomeraciones de conchas que formaban una especie de basu­reros de los hombres de este mo­mento.

Aquí, en el sur de Galicia, este período está muy mal conocido pero tal vez pertenezcan a este momento una serie de útiles ha­llados en diversos puntos de la costa viguesa, también denomi­nados "camposanquienses"; co­mo son diversos picos, hendedores, discos raspadores, "poutadas"..., localizados en Oia, Balaídos, isla de Toralla, Navia, Al­cabre,...

Entre el material que se ha en­contrado destacan los llamados "picos", tal vez utilizados para se­parar de las piedras moluscos como las lapas y los mejillones; y las "poutadas" o pesos de pesca lo que indicaría la importancia de esta actividad en nuestra costa. Debemos de tener mucho cuidado al adjudicar esta cronología a todos las piezas arqueológicas que presentan las tipologías que hemos comentados, pues sabemos, con seguridad, que algunos de estos objetos, continuaron fabricándose y utilizándose en la cultura castreña, por ejemplo.

No hay estudios sobre la cro­nología de este período, y a nivel aproximativo podemos indicar los milenios V-IV para su vigencia.

Nota.- En las fotografías que ilustran este comentario, tenemos un bello ejemplar de bifaz paleolítico procedente de “As Gándaras” de Budiño ( O Porriño), de similar tipología a los encontrados en la comarca viguesa; y en la otra fotografía, tenemos un peso de red o “poutada” localizada (sin más detalles) en la isla de Toralla, que bien podría corresponder por su morfología al período mesolítico o a la cultura castreña, que se va a desarrollar luego en la misma zona geográfica. Estas dos piezas se custodian en el Museo municipal “Quiñones de León” de Vigo