jueves, 27 de marzo de 2008

UNA PIEZA INÉDITA ROMÁNICA DE SAN SALVADOR DE TEIS (VIGO)

Hace ya unos años, cuando se procedió a una serie de trabajos de restauración en la iglesia parroquial viguesa de San Salvador de Teis, gracias a la comunicación de nuestro amigo e historiador Juan Juega Puig, pudimos contemplar como detrás del altar mayor, se había localizado una interesante pieza que denotaba claramente su origen medieval y por aquel entonces pusimos en conocimiento de la autoridad competente el hallazgo. Pasados los años y no tener conocimiento de la publicación, aunque sea de una línea sobre el mismo, volví al mismo lugar y pude contemplar otra vez la pieza y comentarla e ilustrarla desde este blog.
Para ello fue necesaria la colaboración desinteresada de D. Antonio Hernández Matias, quien me puso en contacto con el actual párroco de dicha parroquia, D. Joaquín Estévez Estévez, que me dejo estudiar la pieza con toda amabilidad.
La pieza en cuestión es de granito de grano medio y se encuentran reutilizada en el muro este de la iglesia, estando empotrada en el mismo a 1,5 metros del suelo actual, pudiéndose observar como justo delante de ese lugar, quedan restos de una bancada antigua formada por tres bloques de piedra de 58 centímetros de ancho y 48 centímetros de altura, siendo su longitud de 1,44 metros.
Esta pieza inédita medieval hasta ahora, nos viene dada por un bloque grande de granito trabajado, de 1,10 metros de largo y unos 38 centímetros de ancho. En uno de sus extremos podemos ver claramente la representación de un bóvido de gran tamaño, en el que se puede distinguir la cabeza, colocada de forma lateral, apreciándose la boca, la oreja y el cuerno. Es peculiar la posición casi vertical de este elemento, pues en la iconografía románica no es frecuente esta particularidad y el cuerno aparece representado más horizontal. En esta zona de grabado, el bloque de sección rectangular, hace un medio arco y dicha cabeza de bóvido mide unos 32 centímetros de ancho y alto.
Por las características de la pieza, pensamos que pueda tratarse de una mocheta, que posiblemente formó parte de una de las puertas de la antigua iglesia románica de San Salvador de Teis, más concretamente si nos atenemos a las dimensiones del bloque y la gran cabeza representada en una esquina del mismo, correspondería a una de las mochetas de la puerta principal del edificio, que da hacia el mar, hacia el Poniente. La posibilidad que pudiera ser un antiguo "canecillo" del alero original, creemos que podemos desecharla por el gran tamaño de la longitud de la pieza y su encaje en el muro con un grosor demasiado considerable para este tipo de edificación religiosa.
Como se sabe el templo actual se reconstruyó sobre otro que fue totalmente destruído en la incursión del pirata Francis Drake en nuestra zona en 1589 y que en un magnifico trabajo de José García Oro y María José Portela Silva, y que publicó la revista de la Deputación de Pontevedra, bajo el título "Vigo en 1589: Gestos y testimonios ante la invasión de Francis Drake", se describen con todo lujo de detalles este episodio ( Revista Pontevedra, tomo 20, pp. 53 y ss. ).
Por textos antiguos, podemos documentar la existencia de una iglesia del siglo XII y a esa fecha podemos atribuir la datación de nuestra pieza recientemente descubierta.
Es curioso hacer notar que aún hoy en día es posible ver diferentes restos de pinturas murales de diferentes colores y con motivos geométricos, y que debieron de cubrir en su época todo el muro este del edificio, también con ello, tapando la labra románica que llegó de esta forma hasta nosotros. Es interesante asimismo hacer notar que si bien vemos que faltan restos de capa pictórica en diversos lugares, en otros, podemos observar perfectamente como el mural fue dañado con la intención de destruir lo que representada y por ello presentar largo y continuos trazos y surcos realizados con un elemento inciso y que nos remite posiblemente al ataque inglés que mencionamos anteriormente. La cronología que podemos dar e estos restos de pinturas murales van desde el siglo XVI al XVIII, pudiéndose documentar diferentes capas pictóricas que nos hablan de los diferentes momentos históricos a que corresponden.
El tema de la representación de los bóvidos en nuestro románico más inmediato, es bastante frecuente, destacando los magníficos ejemplares de la iglesia de San Xosé de Pesegueiro, en tierras tudenses y en nuestro propio municipio, la pieza románica que se custodia en el Museo Diocesano de Tui procedente de la antigua iglesia románica de San Pedro de Sárdoma, que ya fue objeto de otro comentario en este blog.
Nota.- En las imágenes que ilustran el comentario, arriba tenemos las dos representaciones de bóvidos de la puerta del lateral sur de la iglesia parroquial de S. Xosé de Pesegueiro (Tui ) y en la otra, la pieza inédita de la iglesia de San Salvador de Teis (Vigo), en la que se puede apreciar en el extremo de un bloque de piedra, la figuración de una gran cabeza de un bóvido y en el sillar próximo, restos de la pintura mural que recubre en gran medida, hasta la actualidad, el muro este de dicho templo, situado justo detrás del retablo del altar mayor.