viernes, 4 de noviembre de 2011

EL MONTE DE " O CASTRO ": EL ORIGEN DE VIGO

La última publicación realizada por nuestro amigo y gran investigador de nuestra historia, el arquitecto Jaime Garrido Rodríguez titulada "El origen de Vigo : El monte de O Castro y su castillo", es un muy buen compendio y estudio de nuestro más importante yacimiento arqueológico e histórico, que se echaba de menos en nuestra bibliografía local y por lo cual le damos la más enhorabuena al citado autor por este extraordinario trabajo de investigación, que fué primeramente premiado por la Deputación provincial de Pontevedra y luego el mismo organismo público ha realizado la edición del mismo.
El autor hace un completo recorrido por las sucesivas etapas por la que atravesó este emplazamiento geográfico:
Lo inicia logicamente, analizando el período cronológico cuando en el lugar se desarrolló un gran poblado castreño. De hecho, sus grandes dimensiones y su importancia, hace que este yacimiento castreño sea único en todo el noroeste penínsular hacia el siglo I después de Jesucristo. Desde su inicio, posiblemente en la cima del monte, hacia el siglo VI antes de Jesucristo, como es habitual en este tipo de poblado, hasta su pacífico abandono que podríamos situar hacia finales del siglo I después de Jesucristo, vemos que este enclave castreño, va a ser el auténtico origen del futuro "Vicus Helleni", que se formará hacia la zona que va desde el "Casco Vello" hasta el "Areal", que a su vez será el germen del Vigo en que vivimos en la actualidad. Las comparaciones de dimensiones en relación con otros grandes castros así como sus excepcionales hallazgos arqueológicos nos confirman la importancia de el mismo en este marco cronológico.
La Edad Media nos llevará a estudiar el famoso "Castelo do Penso" y la ermita de "Nuestra Señora do Castro". Documentación histórica buscada con precisión nos habla de esta etapa histórica, que podríamos decir que abarca los siglos XII al XV, que también está reflejada en los hallazgos arqueológicos de materiales medievales, tanto cerámicos como metálicos, que podemos atribuir a este período. Buen jemplo son las diversas monedas medievales encontradas en las excavaciones arqueológicas, pero en situación secundaria, esto es, fuera de su contexto original.
Y llegamos al núcleo más importante del libro. La etapa de la construcción e historia de la fortaleza bórbónica del Castro de Vigo, fechable hacia los sigos XVII-XVIII y que aún en día se mantiene en pié, pese a las mutilaciones y transformaciones que ha sufrido a lo largo del tiempo. La extraordinaria y minuciosa labor de investigación en archivos y bibliotecas de toda España, nos ofrecen un valioso y numeroso reportaje gráfico y una historia de dicho castillo y sus sucesivos cambios arquitectónicos. Todo ello, recreado con la compleja historia que vivió este baluarte defensivo en los sucesivos siglos que funcionó como indudable defensa de nuestra ciudad y ría, contra los ataques que sufrió la misma. En los diferentes planos y plantas que nos ofrece del castillo, podemos ver las modificaciones, sus dimensiones y lo que queda del original hoy en día.
Creo que sería interesante la realización de excavaciones arqueológicas en zonas sensibles de esta etapa histórica, para poder documentar, en base a los hallazgos arqueológicos pertenecientes a este época, la historia de la fortaleza.
El autor, finalmente, ofrece una serie de propuestas, como es habitual en él en este tipo de trabajos, para la mayor defensa y divulgación de este patrimonio cultural, arqueológico e histórico.
Al final, podemos ver una amplia bibliografía que hace posible que las personas que así lo deseen puedan profundizar más aún en este apasionante tema.
Para finalizar, sólo decir que con este libro poseemos una herramienta muy eficaz y fundamental, para conocer más y mejor, nuestro pasado, que queremos o no, fué el origen de lo que somos en la actualidad.
Nota.- Ilustra ente pequeño comentario, la portada del citado libro. Solo me resta decir: ¡Felicidades Jaime, otra vez has escrito un estraordinario libro! Un abrazo.