domingo, 27 de mayo de 2007

SOBRE LOS TRES CASTROS MAS ANTIGUOS DE VIGO


Teniendo en cuenta los datos arqueológicos aportados en los castros de la isla de Toralla (Coruxo), "Punta do Muiño"" (Alcabre) y en "As Torres de Padín" (Teis), nos encontrados delante de los asentamientos castreños más antiguos en la comarca viguesa, con un amplio y continúo marco cronológico que va desde los inicios de esta cultura hasta la llegada de los romanos a esta área geográfica. Nos estamos refiriendo a un período que iría desde el siglo VIII/VII antes de Jesucristo hasta, como mucho, finales del siglo siglo I antes de Jesucristo.
A la espera de estudios definitivos en estos interesantes yacimientos arqueológicos, asi como de dataciones absolutas (como las de Carbono-14, entre otras), las relativas y los paralelismos de algunos materiales arqueológicos cerámicos de importación y la tipologia de diversos objetos de bronce de uso personal (como colgantes, fíbulas,..), nos llevan a esta clasificación cronológica para estos tres castros.
Llama la atención, analizando los emplazamientos geográficos de los mismos, la simitud que poseen aún presentando diferente situación. Asi tenemos que todos ellos tienen en común en ser pequeñas elevaciones sobre las tierras cercanas y tener unas dimensiones muy reducidas. Sin embargo, el castro de Toralla, se ubica en el extremo de una pequeña isla, próxima al litoral; el castro de Alcabre, está en un pequeño promontorio que se adentra al mar; y por último, el de Teis, aunque más alejado del mar que los anteriores, domina a la perefección la ría viguesa.
Posiblemente estemos delante de tres poblados castreños que comparten no sólo su antigüedad sino que, teniendo en cuenta su marco cronológico, son coetáneos, o lo que es lo mismo, van a desarrollar su vida, al mismo tiempo y en las mismas circunstancias.
Es interesante señalar la localización en el castro de Alcabre y en el de Teis, el hallazgo de hachas de talón de bronce, que tipologicamnete pertenecen al período cronológico anterior, pero fueron encontradas en estos y que remarca aún más su origen antiguo en nuestra comarca. Nos hacen recordar otros castros de parecidas características con hallazgos semejantes, como es el caso del castro pequeño de "O Neixón" en Boiro (A Coruña).
En cuanto a las viviendas existenten en este tipo de castro, tenemos que se va a dar la misma circunstancia en los castro de la isla de Toralla y el de Alcabre. Las primeras estructuras habitacionales nos van a venir definidas por cabañas de planta circular fabricadas con materiales vegetales y que nos dejan como huella de las mismas, huecos de poste en pavimientos de arcilla o tierra pisada. Ya hacia los siglos IV/III antes de Jesucristo, tenemos bien identificadas diversas construcciones pétreas muy bien conservadas. Si bien en el castro de Teis, se localizaron los pavimentos de las cabañas, no se pudo enontrar muros de piedra, posiblemente por el área muy reducida objeto de excavación.
Es muy importante detenernos en las cerámicas ibero-púnicas localizadas en los tres castros y que nos hablan de unas relaciones comerciales con el sur de la península ibérica, que sin lugar a dudas siguen rutas de navegación anteriores a estos momentos y que tendrían su punto álgido, a tenor de los hallazgos arqueológicos, en el Bronce Final.
Este incipiente comercio dará origen a unos intercambios comerciales tempranos con el mundo romano y que quedaron evidenciados con los hallazgos de cerámicas campanienses y de "terra sigillata" itálica en las excavaciones del castro de Vigo, asi como ánforas republicanas y alto imperiales romanas, ya a mediados del siglo I antes de Jesucristo.
Esta aquí unas reflexiones sobre estos tres interesantes e importantes castros vigueses, que esperan los estudios definitivos y/o nuevas excavaciones arqueológicas, que posibiliten sacar unas conclusiones finales y más definitivas sobre los mismos y que las mismas sean publicadas, para que estudiosos en la materia y el público en general puedan valorar debidamente estos yacimientos.

Nota.- En la fotografía en blanco y negro que ilustra este comentario, puede verse , en una vista área, la isla de Toralla, a principios del siglo XX. Se aprecia perfectamente, en uno de sus extremos, el castro totalmente bien conservado. Por desgracia, la panorámica en la actualidad ha cambiado mucho....