sábado, 18 de diciembre de 2010

LOS YACIMIENTOS Y PIEZAS ARQUEOLÓGICAS MÁS IMPORTANTES DE VIGO Y SU ENTORNO (III)

LAS NECRÓPOLIS MEGALÍTICAS EN TORNO A VIGO
Las altas montañas que rodean al "Val do Fragoso" que hoy día comprende todo el término municipal de Vigo, por su parte norte y oeste, poseen una riqueza de hace unos 5.000 años inegualables. Me refiero a las tumbas megalíticas que comprenden la gran necrópolis del "monte Penide", ya en el municipio de Redondela y la de los altos del "San Colmado" y "San Cosme" en Mos.
Las primeras referencias bibliográficas sobre las mismas las poseemos del prestigioso arqueólogo, D. Cayetano Mergelina, que va a explorar las dos y hace pequeñas catas arqueológicas, recogiendo escaso material, hoy en día perdido. Lo interesante de esta visita de estudio, es que nos documentan una cantidad de "mámoas" y dólmenes que por desgracia no han llegado a la actualidad. Así vemos como en la gran necrópolis megalítica de "Monte Penide", ubica más de cincuenta yacimientos y en la "san Cosme y San Colmado", unos quince. Sobre estos últimos, nos da detalles precisos y dibuja alguna de sus plantas y perfiles. Por dicho estudio, nos damos cuenta que cuando se llevaron a cabo los trabajos de la explanación de la zona para la contrucción en la misma, del complejo deportivo de Círculo Mercantil e Insdustrial" de Vigo, se destruye el conjunto arqueológico, menos una que se dejó de testimonio, pienso por ser la más pequeña y vistosa pues era la única que poseía cubierta, las demás pasaron a mejor vida y en su recuerdo tenemos una serie de grandes piedras, colocadas como decoración, clavadas y tiradas en el suelo, que corresponden a los ortostatos de los citados dólmenes. Hemos de aclarar que al dolmen que se dejó con su tapadera, se le recortó su túmulo de tierra y piedras, pues en la visita de Mergelina, tenía unas medidas sensiblemente mayores.
Y apuntaba el mencionado arqueólogo que las dos necrópolis en su día, debieron ser el mismo conjunto megalítico y la planicie de dichas montaña sirvió de enterramiento a la misma gente y en la misma época.
La continuación de la "mámoas" del cementerio megalítico de Monte Penide, la tenemos en las que se pueden ver hoy por las faldas del Vixiador, cuyo máximo exponente es la conocida como "Casa dos mouros", que conserva la tapadera o cubierta pero no "in situ", esto es, en su lugar original, sino que está apoyada en los ortostatos de la cámara funeraria.
Como es habitual en estos casos, todos estos monumentos se encuentran profanados, ya sea en épocas aún prehistóricas, con la llegada de los romanos y sobre todo con la famosa cédula real que permitió la apertura de las mismas hacia el siglo XVIII.
En las tres imágenes que reproduciones aquí tenemos, de arriba hacia abajo: el dolmen conocido como "A Casa dos Mouros" en la parroquia viguesa de Candeán, en la que se puede ver la cámara funeraria de dicho monumento; a continuación la mejor representación de la necrópolis de Monte Penide, la denominada "Mámoa do Rei" con un interesante folclore, pero por desgracia con numerosas agresiones recibidas; y por último, el dolmen de San Cosme, el unico que conserva la cubierta en su posición inicial. Es de los denominado de corredor y su entrada, como todos estos monumentos funerarios, se localiza orientada hacia el Naciente.