viernes, 17 de julio de 2009

LOS CASTROS DE LA ISLA DE TORALLA Y VIGO Y SUS MATERIALES DE IMPORTACIÓN (I)

I. INTRODUCCIÓN
En este breve estudio sobre los materiales de importación localizados en los castros de la isla de Toralla y Vigo, se analizarán los materiales cerámicos que denotan cierto grado de contacto entre esta área geográfica con otros puntos del Mediterráneo y Atlántico.
Se puede comprobar como la existencia de un fuerte «comercio» romano, es la consecuencia lógica de contactos o intercambios de productos ya en una época claramente prerromana, cuya principal vía de penetración será el litoral.
II. MATERIALES CERÁMICOS DE IMPORTACIÓN DEL CASTRO DE LA ISLA DE TORALLA
Situado cerca de la playa del Vao, al Sur de la ciudad de Vigo, se localiza el castro de la pequeña isla de Toralla, cuya cronología podemos situar entre los siglos VI al I después de Jesucristo.
Fruto de diferentes campañas arqueológicas, se pudo recoger un abundante material cerámico indígena y algunas cerámicas de importación. Estas últimas, corresponden por un lado a fragmentos de cerámicas púnicas (ánforas y vasos) similares a las encontradas en el castro de A Forca (A Guarda) y que se datan hacia los siglos IV-II antes de Jesucristo, siendo muy parecidas a las cerámicas íbero-púnicas del Sur de la Península Ibérica (Carballo Arceo, X., 1987, p. 111); y por el otro, a cerámicas de engobe rojo, que recuerdan productos del Sur y del Centro de Portugal (zona de Figueira da Foz), que posiblemente posean una datación más antigua a juzgar por su aparición junto a algunas tipologías y decoraciones de cerámicas indígenas (Hidalgo Cuñarro, J.M., 1987, pp. 63-70).
De una época más tardía, hacia los siglos II-I antes de Jesucristo, pertenece un fragmento de cerámica campaniense, tipo B, que posee un peculiar «grafitti»; así como algunos fragmentos de ánforas romanas datables hacia el cambio de era.
III. MATERIALES CERÁMICOS DE IMPORTACIÓN DEL CASTRO DE VIGO
Como resultado de nueve campañas arqueológicas en el castro de Vigo, situado en pleno centro de la urbe, se localizaron numerosas cerámicas de importación romana, que pertenecen a dos grandes grupos: vasijas finas y de transporte.
De cerámica campaniense se poseen diversos fragmentos, algunos de los cuales permite la identificación total de la vasija a la que pertenecen, siendo estas las comunes para nuestra península y que podemos fechar hacia los dos últimos siglos antes de Jesucristo (Beltrán Lloris, M. 1978. pp. 53 y ss)
Se recogieron también varios fragmentos de «Terra sigillata» itálica. Así tenemos, formas muy frecuentes en estudio sobre estas cerámicas y que se sitúan cronológicamente desde el cambio de era hasta finales del siglo I después de Jesucristo. Asimismo tenemos tres marcas de alfareros de Arezzo. Una incompleta, corresponde a C. MVRRIVS; la otra, también incompleta, a CNEO ATEIVS; y la última, completa a L. TITIVS fechable hacia el 15/20 después de Jesucristo. Estas marcas están perfectamente documentadas en los trabajos existentes al respecto (Oxe, A.. 1968. pp. 271 y ss.).
La «Terra sigillata» gálica frecuente y presenta diversas tipologías , siendo las formas mis frecuentes las de cubiletes» Ritt. 5 v 8. Drag. 15, 18, 24/25 y 27.
Se localizaron dos marcas completas de este tipo de cerámica. Una corresponde al alfarero ARIATI y la otra a DIGENVS del taller de Montans, cuya cronología principal se sitúa entre el 40 y 70 después de Jesucristo.
A destacar es la aparición de cerámica marmorata, muy escasa en el Noroeste Peninsular, que recuerdan formas Ritt 8 y Drag. 15/17 y cuya cronología se enmarca entre Claudio y Vespasiano.
Poseemos igualmente diversos fragmentos ele «terra sigillata» gálica decorados con motivos geométricos, animalísticos y hasta mitológicos. Podemos mencionar un fragmento que presenta un grifo alado y rodeado de guirnaldas, cuyo paralelismo más inmediato lo tenemos en Conímbriga (Delgado, M., 1975, lám XVIII. 35). (continúa en el siguiente comentario)

Nota.-Ilustra este comentario, la portada de las Actas del XXI Congreso Nacional de Arqueología, celebrado hace unos años en Teruel, donde fue presentado este pequeño comentario como comunicación breve al mismo.