domingo, 5 de octubre de 2008

SOBRE EL VIGO ROMANO Y SU PROBLEMÁTICA ( IV )

3.- EL VIGO ROMANO DEL SIGLO III-IV

A la vez que se desarrolla el Vicus Heleni, los habitantes de los castras existentes en época romana, van abandonando gradual y pacíficamente las alturas que hasta entonces constituían su hogar para venir a establecerse en las incipientes poblaciones que en las zonas más favorecidas van a ir apareciendo, este es el caso del Vicus Heleni; por otra parte, los comerciantes más pudientes se van alejando del centro del vicus para venir a establecer sus vilae en zonas donde la vida resultaría por una parte más plácida y dispondrían de un entorno rico en recursos explotables, por otra.

La existencia del Vicus Heleni, la evidencian multitud de hallazgos que salpican la geografía viguesa y que nos hablan de una ciudad de cierta envergadura para la época, con presencia de edificios de carácter público.

3.1.- VILLAS ROMANAS

En este apartado analizaremos un tipo de habitat el cual se caracteriza por ser espacios económicos, en los cuales la elaboración de productos y la explotación del medio forman un solo conjunto, no entendiéndose una sin la otra, así pues consideramos inseparables los conceptos de Villa y de factoría. Por otra parte las villas que hay en el Noroeste difieren bastante del modelo más conocido y divulgado del Mediterráneo, aquí se modifican para adaptarlas a las condiciones climáticas y al tipo de explotación que se orientaría más al mar que al agro.

Toralla (Oia)

La villa galaico romana se encuentra en la finca municipal de Toralla, en la parroquia de San Miguel de Oia (Vigo), conocida popularmente como "finca de los Mirambell, por el apellido de los antiguos propietarios. El yacimiento está situado en el extremo suroeste de la playa de O Vao, junto al puente que da acceso a la isla que lleva su nombre.

Esta villa está formada por edificaciones bien diferenciadas, el edificio 1, de planta cuadrangular dispuesto N-S, de 15'5 X 20 metros y dividido en 7 recintos, perteneciente a la pars rústica de la villa y el edificio 2, localizado al sur-suroeste del edificio 1, es el sector principal del yacimiento, correspondería a la parte residencial. Consta de planta rectangular dispuesta E-W, de 41 x 13'5 metros, dividido en 7 habitaciones y un pasillo, este edificio principal contiene los elementos arquitectónicos de mejor calidad, como pueden ser las calefacciones por hipocausto, mosaico, basas de columnas y sillares labrados así como la presencia de vasija de lujo. En conjunto podemos apreciar una planta en L, organizada en tomo a un pasillo o corredor alargado que divide la parte noble de la zona de trabajo.

Destaca de entre los materiales hallados en la excavación el mosaico, el cual estaría cubriendo el hipocausto. Dicho mosaico se halló muy destrozado y únicamente se han podido recuperar algunos fragmentos que no llegan para reconstruir toda la figuración del mismo, no obstante sí se pueden observar algunos motivos sueltos, los cuales son geométricos y vegetales. De los geométricos podemos ver grecas, entrelazos etc. los cuales formarían el borde del mosaico en su mayor parte, en cuanto a los vegetales vemos flores de lis, setas y plantas estilizadas que no podemos identificar óptimamente. Asimismo cabe destacar de los materiales allí aparecidos la interesante colección de monedas y vidrios de época tardorromana.

Cronológicamente y a juzgar por los materiales aparecidos, tendríamos que situarnos en época bajoimperial y período tardorromano, para ser abandonada a lo largo del siglo VI d.C. Punta Borralleiro / Praia do Cocho (Alcabre)

Se localiza este yacimiento romano en un extremo de la denominada "praia do Cocho" en la parroquia viguesa de Alcabre. La construcción de una escollera en el lado izquierdo de dicha playa, quizás fue la causa de la puesta al descubierto de nuevos restos arqueológicos, debido al cambio en la repercusión de las mareas en la misma. Fruto de la excavación de 1989 se pudieron obtener los siguientes datos:

- Los restos constructivos detectados pertenecen a la cimentación de una estructura, que para su realización procedieron al rebaje de la roca base con el fin de asentar mejor las piedras y darle así mayor firmeza a la construcción.

La estructura principal se compone de dos muros que se unen en ángulo recto, formando una esquina reforzada con piedras de mayor tamaño, y que delimitan un espacio interior, dividido en su lado Oeste por otros muros que conforman diversos habitáculos. Es en esta zona donde existe cierta potencia estratigráfica, pudiéndose apreciar incluso el mismo piso "in situ" que se interna en el perfil Sur, hacia la finca "Vidrieiros" Formando parte de la cimentación de tierra y piedras de relleno, se localizaron escasos restos cerámicos: cerámica común de cocina y mesa; tégulas...

- Fuera del espacio que delimita esta estructura de posible planta rectangular o cuadrada, de la que sólo sobresale en la zona de la playa excavada una de las esquinas, que creemos que representa una pequeña parte de la misma, pudimos observar otros restos de interés que señalamos a continuación:

1. Una especie de enlosado en el exterior de la estructura, hacia el lado Oeste.

2. Parte de un muro, en el mismo lado Oeste, con dirección Este-Oeste.

3. A unos 4 metros de la esquina de la construcción, hacia el Noroeste, una roca, más adentrada en el agua, presenta unos rebajes y un muro que le dan una forma cuadrangular y una superficie plana. En ésta se puede 10bservar aún hoy día parte de su piso, así como su revestimiento lateral, de "opus signinum". - Como hipótesis de trabajo provisional, aguardando la excavación de más superficie de este yacimiento, podemos apuntar que se trata de parte de una "villa" con un estanque o pileta de salazón (función que creemos debe darse al espacio recubierto de "opus signinum"). De confirmarse esto y haber tenido mayor número de estanques, podrían bien tratarse de una factoría salazonera o bien pudo funcionar conjuntamente como villa-factoría.

Aunque el material arqueológico recogido fue escaso, (estructuras, bases y fustes de columnas y cerámica romana) éste nos apunta a datar este yacimiento romano hacia los siglos III-IV después de Jesucristo, como es habitual en esta villa romana, en nuestra área geográfica, en un primer planteamiento. Las medidas de esta villa no se pueden dar con exactitud ya que no ha sido totalmente excavada, pero de la zona que lo ha sido, se pueden dar las siguientes cifras 40 metros el lienzo de muro más largo por casi 10 metros el más corto.

O Fiunchal (Alcabre)

Este yacimiento se conocía ya desde antiguo, porque en sus cercanías había aparecido una estela funeraria (Museo de Pontevedra) y algunos materiales cerámicos sin concretar, lo cual llevaba a pensar en él como una necrópolis tardorromana. No obstante recientes excavaciones llevadas a cabo en dicho yacimiento, han dado un giro de 180 grados a las interpretaciones que de él se hacían, ya que se puso al descubierto en el transcurso de las mismas una instalación salazonera, con una batería de pilas de salazón, dos estancias inmediatas y otra al oeste de una vaguada, que funcionarían como lugares de trabajo en el proceso de elaboración de salazones. Estas estancias estarían cubiertas, tal y como lo demuestra el derrumbe de tégula e ímbrice encontrado sobre estas dos estancias, la extensión de la excavación no permitió dejar claro si se trataba del anexo de una villa o si estas instalaciones eran una factoría aislada. Podemos suponer por el modelo de habitat de la época y por otros paralelos que se trate del anexo de una villa, hay que tener en cuenta que la villa de Punta Borralleiro se encuentra a menos de 500 metros hacia el oeste. Las medidas de lo excavado serían las siguientes: 22 metros por 5 metros.

Sobreira (Oia)

Se encuentra situada en un espolón rocoso que se adentra hacia el mar en la conocida playa de "Sobreira", en la parroquia de Oia. Actualmente se halla casi totalmente destruida debido a la construcción de una casa en el lugar. Con motivo de realizar la cimentación y explanación de la zona para dichos trabajos constructivos, se pudo observar restos de muros de perfecta sillería, parte de un pavimento de "opus signinum" y recoger diversos 10

ladrillos, tégulas, 'terra sigillata" hispánica, cerámica pintada de motivos geométricos y cerámica de paredes finas, tégulas y ladrillos que fechan este yacimiento hacia los siglos III-IV d.J.C.

Ríos (Teis)

Ya en el año 1962, se daba la noticia del hallazgo de una serie de muros además de tégulas y ladrillos romanos en la zona de Ríos (Teis), estos restos los describen como "dos arcos de muro, contiguos y con base y prolongación en roca viva. Al principio pensamos en edificaciones circulares, pero la solidez y espesor de tales sillares típicamente romanos, y la ausencia de restos de ajuar, nos llevó a considerar la probabilidad de que se trate de dos hornos gemelos y no ajenos a las instalaciones antes aludidas. Acusan igualmente la romanización de estos restos la presencia de grandes tégulas, alguna intercalada entre los sillares. Estos son de doble pared con relleno intermedio y, repetimos, de excepcional solidez. No aparece linea de continuidad que permita presumir, de una manera definitiva, esta suposición que expresamos con la mayor reserva." A partir de esta noticia y teniendo en cuenta los materiales conservados en el Museo Municipal "Quiñones de León", consistentes en el siguiente material constructivo: seis fustes de columnas uno de los cuales tiene unas medidas de 152 centímetros de altura y un diámetro de 32 centímetros, una posible pila de prensar de forma hexagonal con unas dimensiones de 184 cm. de largo incluidas las canalizaciones, teniendo una anchura la parte principal de 82 centímetros, y una altura el conjunto de 64 centímetros, además de tres ladrillos con signos que algunos autores identifican como zodiacales. El mejor conservado tiene una pata de animal, el número VI y debajo dos rombos unidos por un eje, en cuya mitad hay un círculo, de cada uno de los vértices de los rombos parte una línea recta. Debajo de estos rombos hay una figura que no nos es posible identificar, las medidas de este ladrillo serían las siguientes 18x18x8 centímetros, el segundo ladrillo está fragmentado y en él se observa el número V y a su derecha un cuadrúpedo muy esquemático con una larga cola, las medidas son de 8 X 20 X 6 centímetros, un tercer ladrillo tiene también grabado el n° V y debajo un soliforme, se encontró también un mortero de piedra con las siguientes medidas: 24 centímetros de diámetro y 15 de diámetro interno, su altura es de 12 centímetros. Además de los materiales descritos también se incluye una basa de columna hasta ahora no mencionada en la literatura existente sobre este yacimiento , las dimensiones de la misma son: diámetro de base 40 centímetros, diámetro de fuste 33 centímetros, altura 28 centímetros, presenta una moldura redondeada.

Nota.- En el dibujo ilustrativo de este comentario, tenemos las planimetrías a escala de las villas de Toralla, Punta Borralleiro y O Fiunchal.