domingo, 5 de octubre de 2008

SOBRE EL VIGO ROMANO Y SU PROBLEMÁTICA ( II )

EL VIGO ROMANO

1.- INTRODUCCIÓN.

Numerosos hallazgos arqueológicos localizados dentro del término municipal vigués, ponen en evidencia la extraordinaria importancia qué tuvo Vigo en época romana.

En este breve estudio, analizaremos de forma resumida tres aspectos muy concretos: los tipos de poblamiento o habitat existente en Vigo en época romana y sus características principales (los castros romanizados, las villas, edificaciones sin concretar su función, así como los restos arqueológicos submarinos que nos hablan del intenso tráfico comercial qué mantenía dicha población con el restó de la península ibérica y otros puntos geográficos fuera de ella); las necrópolis o enterramientos romanos que hasta la actualidad se han podido documentar en nuestra zona y que jalonan de forma bien visible el litoral vigués; y aquellos hallazgos aislados qué puedan llevarnos a intuir cierto tipo dé presencia romana, bien sea a nivel de habitat o bien a nivel necrópolis. Para realizar este estudió se han tomado en cuenta todas las fuentes posibles de información, desde los datos más recientes que vienen de la mano de la llamada "arqueología de intervención", hasta la revisión de las más antiguas noticias existentes sobre los hallazgos arqueológicos que sobre el Vigo romano se poseen. Con ello pretendemos demostrar por una parte, la existencia de un núcleo importante de población en nuestra ciudad durante época romana y por otra, evidenciar un cambio en el modelo de habitat y en las costumbres de la gente que habitaba esta ciudad hace más de 1500 años, cambió este que habría que situarlo en torno al siglo II-III de nuestra era.

2.- EL VIGO ROMANO DE LOS SIGLOS I-II D.C.

El poblamiento de esta época vendría caracterizado por una parte por los castros romanizados existentes en el valle del Fragoso, destacando de entre ellos por su magnitud, en primer lugar el castró de Vigo y en segundo lugar el castro de A Guía. Por otra parte recientes hallazgos en las excavaciones de la calle Hospital, han puesto dé manifiesto la existencia de un intenso tráfico marítimo dé otros puntos de la península con nuestra ciudad, estos datos se corroboran también con la existencia de hallazgos submarinos que datan de la misma época y hacen referencia a barcos de transporte romanos hundidos frente a nuestras costas y que portaban productos inexistentes en nuestra área.

A continuación analizaremos los datos de que disponemos en la actualidad y que nos ayudarán a conocer mejor el Vigo Romano de los siglos I y II después de Jesucristo.

2.1.- CASTROS ROMANIZADOS

Podemos apuntar que la totalidad de los castros catalogados hasta la actualidad en el "Val do Fragoso", poseen evidencias claras de haber sufrido (en mayor o menor medida) el proceso de romanización, cuyo número ascendería a 27, si bien para lo que nos ocupa que es el Vigo Romano, solamente tendremos en cuenta aquellos que hallan sido intensamente romanizados, para ello hemos tomado como indicador de romanización la presencia de abundante material de construcción romano localizados en los respectivos castros y/o estructuras vinculadas a ese mundo y que en concreto dentro de este municipio podemos documentar como tales los siguientes castras:

Castro de Codeside (Candeán)

También conocido como "Praza dos Mouros" situado en la parroquia de Candeán barrio de Codeside. Posee una altitud de 259 metros. El lugar se encuentra muy modificado por las construcciones que se han realizado en la zona. Sólo podemos apuntar que hacia el Sur posee el mayor desnivel que le serviría de defensa natural y hacia el Norte, pudo tener un foso de reducidas dimensiones y un terraplén. En las diversas remociones de tierras que se llevaron a cabo en la zona, se localizaron abundantes fragmentos de cerámica común romana y gran cantidad de tégulas. También se recogieron diversos molinos circulares de mano. Su extensión se puede calcular en tomo a las 1'7 hectáreas.

Monte Alba (Valadares)

Se sitúa en el Monte Alba en la parroquia de S. Andrés de Valladares, cercano al pico Cepudo, poseyendo dicha denominación por hallarse en dicho monte una ermita dedicada a Nuestra Señora del Alba. Su altitud es de 504 metros. Actualmente está muy modificado por construcciones y labores de cantería lo cual no nos permite establecer con precisión sus medidas. Aunque sobre el mapa es factible trazar una reconstrucción hipotética que arrojaría una cantidad de 1'4 hectáreas.

Las defensas de éste no se aprecian en la actualidad, y posiblemente el sistema defensivo estaría basado en la extraordinaria defensa natural que posee por sus cuatro vertientes.

Los materiales en él recogidos son cerámicas así como una moneda de bronce en cuyo anverso se puede leer "IMP AVG", tégulas y ánforas.

Castro de Casás (Comesaña)

Se localiza en el barrio de Casas, en una elevación de 100 metros de altitud, perteneciente a la parroquia de Comesaña. Se trata de un yacimiento emplazado en la cumbre y ladera del monte. El recinto principal, que tiene una zona más elevada hacia el Este, está defendido por terraplenes. A un nivel inferior, hacía el sector septentrional, presenta un aterrazamiento.

En el recinto superior, en la zona más elevada, aparece una gran concentración de materiales cerámicos, pudiéndose localizar numerosos fragmentos de ánforas, tégulas y cerámica común romana. La superficie total de este castro se situaría en torno a las 2'6 hectáreas.

Castro do Sino (Teis)

Se enclava en la parroquia de Teis, posee una altitud de 72 metros. Su planta debió de ser de forma elíptica, pero hoy está muy alterada debido a que toda su superficie central se encuentra ocupada por las instalaciones del Colegio Público de E.G.B. de Iglesia-Teis. Hacia el Naciente es por donde presenta menor pendiente, no observándose restos de fortificaciones por esta área, que sin lugar a dudas era la zona más accesible del mismo. Hacia el Sur, desde donde se aprecia al fondo el castro de A Madroa, se localiza el barrio de Ferrerías y en dirección al Norte (hacia el mar), los barrios de Roteas e Iglesia. Por el Noroeste se pueden observar restos de antiguos muros y una terraza de expansión. La mayor caída del monte, la posee hacia el Norte, desde donde se puede ver el castro de A Guía Hacia el Sureste existe un "concheiro" que ha dado diversas variedades de moluscos gasterópodos y bivalvos, y también cerámica indígena y romana, destacando en este sentido ánforas y tégulas, evidenciando así el alto grado de romanización al cual se vio sometido este enclave castreño. Tiene una superficie útil de habitación de 3'58 hectáreas.

Castro do Monte da Guía (Teis)

Pertenece al igual que el anterior a la parroquia de Teis y su cota más alta está a irnos 121 metros sobre el nivel del mar. Poseía una muralla que hasta hace poco aún era visible hacia el sur. En la actualidad se halla muy modificado en su estructura primitiva por lo que nos es imposible conocer sus dimensiones exactas. Años atrás se localizaron varias viviendas y se recogió numeroso material cerámico (indígena y romano) así como algunos molinos circulares de mano. Es el segundo castro mayor de todos los analizados en este estudio, ascendiendo su número de hectáreas a las 6'43, solamente superado por el castro de Vigo.

Castro de As Cruces (Alcabre)

Este castro situado en la parroquia de Alcabre, podríamos considerarlo como un claro ejemplo de castro de tipo marítimo, en la actualidad se halla casi totalmente destruido por la acción marítima, en él se habían recogido gran cantidad de materiales, sobre todo de origen romano. Está situado a 23 metros sobre el nivel del mar. En la actualidad no se aprecia ningún tipo de defensa, destacando tan sólo la situación que presenta este emplazamiento, al poseer la defensa natural que le ofrece el mar por todas sus laderas menos una, que con suave pendiente lo une a tierra.

Hoy en día está disminuido en un 50%, suponemos que en total tendría una extensión de 1'2 hectáreas. La roca aflora en la mayor parte de su superficie y no se aprecia estructura de hábitat alguna.

Sin embargo, los hallazgos son abundantes, posiblemente por lo expuesto anteriormente, y se han encontrado fragmentos de molinos circulares, ánforas, tégulas, cerámica de cocina romana y cerámica castreña con decoración estampillada.

Castro de O Penedo / Castro de San Lorenzo (Coruxo)

Se ubica en el llamado O Penedo en la parroquia de San Salvador de Coruxo. Se encuentra a una altitud de 97 metros sobre el nivel del mar. Actualmente no se puede apreciar ningún tipo de defensa, estando su zona de más difícil acceso hacia el Sur, pero muy modificada por las canteras que existen en ella Su extensión es de 2'97 hectáreas.

En la cima de este recinto castreño existe un gran penedo rocoso que le da nombre al mismo. Dentro del recinto se encuentra el posible altar que algunos autores identifican de sacrificios y cercano a éste un petroglifo, que consiste en un ovoide con una serie de incisiones realizadas dentro del mismo.

Se recogieron diferentes materiales cerámicos que se encuentran depositados en el Museo Municipal de Vigo. Son de destacar algunos fragmentos de cerámica castreña con decoración de acanaladuras y serie de líneas incisas dispuestas de forma oblicua Asimismo se encontraron dos fusayolas y numerosos fragmentos de ánforas y tégulas.

Nota.- En el dibujo que ilustra este comentario, se puede apreciar los diferentes yacimientos arqueológicos que nos definen el Vigo romano de los siglod I-II y de los dos siguientes, ubicando adecuadamente, los castros romanizados, las villas, las necrópolis,...